+44 207 394 30 90 (Londres)

Bolivia puede exportar su riqueza acuífera transformada

Главная » Noticias » Bolivia puede exportar su riqueza acuífera…

El Jefe de la División de Agua y Saneamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) destaca la riqueza acuífera de Bolivia, concentrada en especial en la Amazonía, y alerta que es necesario desarrollar la infraestructura de prevención.

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Padilla / La Paz

00:01 / 24 de octubre de 2018

Desde su extracción hasta su retorno a la naturaleza, pasando por su uso, el agua es un factor clave para el desarrollo económico de los países, como en la creación de empleo, ya que se calcula que tres de cada cuatro fuentes de trabajo en el mundo dependen en mayor o menor medida del recurso, según datos de Naciones Unidas. Y la anunciada escasez de agua que habrá en los próximos años, debido al cambio climático y al acelerado aumento de la población mundial, hace que la gestión y el aprovechamiento de este recurso sea más estratégico que nunca.

— ¿Cuál es la importancia del agua para el desarrollo económico de los países?

— El agua es un tema crítico para el desarrollo económico de América Latina y para el bienestar de sus habitantes. La economía de la región fluye con este líquido, es el motor de nuestro desarrollo. La mayor parte de nuestras exportaciones agrícolas, carne, soja, flores, frutas y verduras, dependen de fuentes abundantes y confiables de agua; el 70% de nuestra energía es de origen hidro; y no hay minería que no se pueda desarrollar sin agua. Solo esos tres datos dan cuenta de cuán importante son los recursos hídricos para el desarrollo económico de nuestra región, pero hay sequías e inundaciones que están afectando cada vez más a la población. Latinoamérica tiene un tercio de los recursos de agua fresca en el mundo, desafortunadamente esa amplia riqueza no está bien distribuida y eso también se ve en Bolivia.

— ¿Cuál es la situación en el Estado Plurinacional?

— Bolivia dio pasos importantísimos. Se está trabajando en no solo dar acceso a la gente sino también en gestión de operadores, en que las pérdidas en la red (de distribución) sean menores, en que el agua sea potable, en la protección de cuencas, en empezar el tratamiento de aguas residuales y en el cuidado de nuestros recursos hídricos (…). Bolivia es un país privilegiado en recursos hídricos, aún en los lugares donde hay mayor escasez de agua hay fuentes superficiales, especialmente cuando se compara con la costa peruana o con el desierto de Atacama en el norte de Chile. Este privilegio es un factor de desarrollo y Bolivia en particular tiene un gran potencial para ser una región solidaria en términos de paliar sequías o escasez de recursos hídricos a través de la exportación de su agua transformada en verduras frutas, carne, soja y otros (alimentos).

— ¿Qué progresos tenemos como región en la gestión sostenible de este recurso?

— Hay muchos avances. Se está trabajando no solo en gestión de oferta en infraestructura gris, sino que se está incorporando la infraestructura verde para que haya una modernización en la gestión de los recursos hídricos y un uso de tecnología para la determinación de lluvias, impacto de inundaciones y sequías. NdE. Se entiende la infraestructura gris como la red de alcantarillado y plantas de tratamiento de aguas servidas y la verde como el enfoque para la gestión de los recursos hídricos que protege, restaura e imita el ciclo del agua natural; por ejemplo, la recuperación de humedales y cuencas hidrográficas, así como otras soluciones basadas en la naturaleza.

— ¿Cómo apoya el BID para hacer más eficiente este recurso?

— Trabajamos en cinco ejes. El primero es el acceso a agua potable y el segundo la financiación. Si queremos cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (de Naciones Unidas para 2030) necesitamos pronto $us 130 billones y ese monto tiene que triplicarse con manejo adecuado de excretas y agua potable. Pero si queremos trabajar de sostenibilidad se tiene que hablar de la recuperación de costos y tarifas, porque son infraestructuras que deben mantenerse; y planificar subsidios, porque no todos tienen la posibilidad de pagar el costo de esos servicios. El tercer eje es la gobernanza por parte no solo de los sectores (estatales), sino también de las empresas de agua y saneamiento, las cuales siguen teniendo vínculos o son muy vulnerables a los cambios de alcaldes, por lo cual los cuerpos técnicos (de esos servicios) no pueden sostenerse. El cuarto eje es el de la operación y mantenimiento en el que hay oportunidad de trabajar temas de innovación e incorporación de nuevas tecnologías. El quinto eje es el de seguridad hídrica en las cuencas y se refiere a que en todos los proyectos en los que trabaja el BID no solo se ve la parte de la infraestructura física, sino también la infraestructura verde.

— ¿A cuánto asciende la cartera del banco para proyectos en América Latina y Bolivia?

— A nivel latinoamericano, la institución financiera tiene una cartera próxima a los $us 9.000 millones para unos 100 proyectos y en Bolivia nuestra cartera está en promedio en los $us 700 millones.

— ¿Qué nuevos proyectos se tienen pensados desde su jefatura para la región y Bolivia?

— Son los mismos en términos globales, pero sobre todo en la infraestructura verde como una herramienta a través de la cual vamos a paliar más inundaciones sin necesidad de duplicar la infraestructura (gris). También está el tratamiento de aguas residuales mejorando los sistemas de urbanización. En ello es importante encontrar la sinergia entre agua, energía y alimento, porque para producir agua se necesita de energía y para producir energía se necesita agua y para producir alimentos se necesita agua y energía, y esa ecuación y combinación cambia según los pisos ecológicos. Entonces, encontrar la sinergia, los mecanismos y los vínculos a través de los cuales estos (elementos) operen es importante. El último aspecto es el de transparencia, porque en el mundo se pierden unos $us 75 billones por falta de transparencia, lo que no está asociado a corrupción sino a ineficiencias en operación y mantenimiento, en gestión de recursos.

PERFIL

Nombre: Sergio Campos

Profesión: Economista

Cargo: Jefe de la División de Agua y Saneamiento BID

ESPECIALISTA BOLIVIANO EN AGUA Y SANEAMIENTO

El boliviano cuenta con una amplia experiencia en banca de inversión y política pública. Actualmente, es responsable en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de los proyectos de agua, saneamiento y residuos sólidos; cooperaciones técnicas y producción de conocimiento sectorial; gestión del Fondo Español para Agua y Saneamiento en América Latina y el Caribe y el AquaFund, además de otras iniciativas. Antes de ingresar al Banco, trabajó en áreas como financiamiento de infraestructura, adquisiciones, capital privado, ingeniería y consultoría de negocios.

Fuenta: http://www.la-razon.com

ЕЩЕ ПО ТЕМЕ:

Grandes oportunidades en el mercado hidroeléctrico para América Latina

Hoy en día la hidroelectricidad contribuye con la mitad de la electricidad generada en América Latina y, a nivel global, ha generado más electricidad que el resto de las energías renovables juntas, por lo que representa una fuente importante de energía a la hora de depender menos del precio de los commodities en el mercado…


El Sector de la Energía Eléctrica

Perú tradicionalmente produce energía hidroeléctrica y pertenece a los países con una alta tasa de energías renovables. Buenos ejemplos son la central hidroeléctrica Gallito Ciego, una represa en el departamento de Lambayeque (imagen a la derecha) o la enorme Central Hidroeléctrica Mantaro, una obra maestra que, con una capacidad de más de 1 GW, suministra…


Alerta: Colombia ya no tendría glaciares para el año 2050

El país está perdiendo entre el 3 y 5 por ciento de la masa glaciar por año. En la última década el área de hielo se redujo en un 22% a nivel nacional, según el Estudio Nacional del Agua 2018, que también reveló que 391 municipios son susceptibles al desabastecimiento del agua. Solo el recuerdo…